TELEFONOS DE EMERGENCIAS EN GUATEMALA

  • Bomberos Voluntarios: 122

  • Bomberos Municipales: 123

  • Policía Nacional Civil: 110

  • Cruz Roja: 125 / 2381-6565

  • IGSS—: 128

  • CONRED: 119

  • ALERTA MEDICA: 1711

    SALUD CLINICAS Y HOSPITALES

ATAQUE CARDIACO

Una persona que tiene un ataque cardíaco puede presentar algunos de estos síntomas, o todos ellos:

  • Presión incómoda, inflamación o dolor opresivo en el centro del pecho

  • Malestar o dolor que se propaga más allá del pecho a los hombros, la espalda, el cuello, la mandíbula, los dientes, uno o ambos brazos y, en ocasiones, la parte superior del abdomen

  • Falta de aire

  • Aturdimiento, mareos y desmayos

  • Sudoración

  • Náuseas

Por lo general, un ataque cardíaco causa dolor en el pecho durante más de 15 minutos, pero también puede no presentar ningún síntoma. Es importante saber que pueden producirse otros síntomas además del dolor en el pecho, como indigestión o dolor persistente en el cuello o la mandíbula.

Muchas personas que tienen un ataque cardíaco presentan signos de advertencia con una anticipación de horas, días o semanas.

Qué hacer si tú u otra persona tienen un ataque cardíaco

  • Llama al número local de emergencias. No ignores ni intentes pasar por alto los síntomas de un ataque cardíaco.

    Bomberos Voluntarios: 122
    Bomberos Municipales: 123
    Policía Nacional Civil: 110
    Cruz Roja: 125 / 2381-6565
    IGSS—: 128

    CONRED: 119
     

  • Si no puedes acceder a los servicios médicos de urgencia, pídele a un vecino o a un amigo que te lleve al hospital más cercano.

    Conducir tú mismo es el último recurso; recuerda que conducir en esas circunstancias puede ser un riesgo para ti y los demás.
     

  • Mastica y traga una aspirina, a menos que seas alérgico o que el médico te haya indicado que nunca tomes aspirina.
     

  • Toma nitroglicerina, si te la recetaron. Si crees que estás teniendo un ataque cardíaco y tu médico te recetó nitroglicerina, tómala según las indicaciones. No tomes la nitroglicerina de otra persona, ya que podría aumentar el peligro.
     

  • Si la persona está inconsciente, comienza con la reanimación cardiopulmonar (RCP). Si estás con una persona que está inconsciente, llama a un medico o especialista de emergencias.

    Es posible que te recomienden comenzar con la reanimación cardiopulmonar (RCP).

     

    Si no tienes capacitación en reanimación cardiopulmonar, los médicos recomiendan solamente hacer compresiones en el pecho (alrededor de 100 a 120 compresiones por minuto.

    El operador podrá darte instrucciones sobre cómo llevar a cabo los procedimientos de manera adecuada hasta que llegue la ayuda.

     

  • Si hay un desfibrilador externo automático a mano y la persona está inconsciente, sigue las instrucciones del dispositivo para utilizarlo.
     

LOS 7 PASOS BASICOS DE PRIMEROS AUXILIOS

Los principales casos que requieren asistencia de primeros auxilios son asfixia, fracturas, quemaduras, traumatismos y hemorragias, por mencionar algunos, a continuación qué debes hacer en caso de emergencia.

1. Contrólate: antes que nada debes mantener la calma; de esta forma podrás actuar rápida y efectivamente para ayudar al lesionado. De esto depende la magnitud del daño, el pronóstico de supervivencia y las secuelas.


2. Seguridad personal: para proporcionar una buena ayuda es fundamental estar libre de riesgos. Por ello, es importante que evalúes la escena donde ocurrió el accidente. De esta forma garantizas tu propia seguridad física y la de los demás.


3. Evalúa al lesionado: debes verificar el estado general del paciente, estado de conciencia, condición respiratoria y circulatoria. Posteriormente, toma al paciente por los hombros, agita levemente y pregunta si se encuentra bien. Con esta primera evaluación identificas si las lesiones ponen en riesgo la vida del paciente.


4. Signos vitales: estas son las señales que indican la presencia de vida. Cuenta los latidos, las pulsaciones y las respiraciones en 30 o 20 segundos y multiplica por tres, de esta forma obtienes el total de respuestas por minuto.


5. En caso de asfixia: se puede presentar por ingesta de comida o algún objeto extraño, así como por bronco aspiración o alergias. Si estás cerca de alguna persona que no pueda respirar debido a las causas mencionadas anteriormente, en el siguiente video de la Cruz Roja Británica se observa qué debes hacer en estos casos:

6. Respiración de salvamento: se aplica en caso de ausencia de respiracióncon vía aérea desobstruida. Tiene como finalidad restablecer el patrón respiratorio normal. Se debe realizar insuflación cada 5 segundos, 12 veces por un minuto. Se debe encontrar un ritmo, por ejemplo, contar 1, 2, 3, 1 (en este número de debe aplicar la insuflación), 1, 2, 3, 2 insuflo, etc.

7. Reanimación cardio pulmonar (RCP): en caso de paro cardiorespiratorio se debe aplicar RCP, que consiste en una combinación de respiraciones y compresiones torácicos que dan un masaje cardiaco externo. Debes colocarte perpendicularmente al paciente. Coloca las manos cerca del reborde costal, abrázalas y presiona fuertemente con los brazos rectos. Debes hacer 30 compresiones por 2 ventilaciones hasta que aparezcan signos de respiración.

Con estos sencillos pasos puedes salvar la vida alguna persona. Sin embargo, no olvides que lo más importante es llamar de inmediato a los servicios médicos para evitar cualquier tipo de complicación. 

QUE HACER, Y QUE NO HACER, EN CASOS DE ACCIDENTES

Lo que SÍ podemos hacer

Lo primero, protégete

No hay nada peor que presenciar o ver un accidente, querer socorrer a la víctima, ponerse nervioso y ‘olvidarse’ de la seguridad propia. Es normal, humano, pero podemos propiciar otro problema sin quererlo, así que lo primero que tienes que procurar, antes de intervenir, es protegerte tú mismo.

Aparca en el arcén o lo más alejado posible de la circulación de otros vehículos

Si es necesario, deja las luces puestas cuando aparques. Hazlo lo más alejado del resto de vehículos que circule, es decir, fuera de la calzada. Asegúrate de que puedes salir sin peligro de que te atropellen.

Ponte el chaleco reflectante y señaliza el lugar del siniestro

En la medida de lo posible, ponte el chaleco reflectante y coloca los dos triángulos por delante y por detrás de la moto accidentada a una distancia de 50 metros. Decimos en la medida de lo posible porque, como bien sabes, ni el chaleco ni los triángulos son obligatorios para motoristas. Si tú eres motero y quieres ayudar a un compañero que ha sufrido una caída, valora si la ausencia de estos dos elementos va a complicar tu visibilidad.

Avisa a los servicios de emergencia

Aunque no tengas cobertura ni saldo en el móvil- con celeridad es básico. En muchos casos puede suponer la diferencia entre un suceso grave y uno con un desenlace fatal.

Registra todos los datos del accidente para trasladarlos con precisión

Tienes que reunir mentalmente todos los datos del accidente para ser preciso y servir de ayuda.

De nada sirve que te pongas nervioso y no atines a comunicar bien lo que está pasando.

Recuerda dar correctamente ubicación del siniestro (carretera, punto kilométrico, sentido del accidente si estás en autovía o autopista), posibles peligros en la vía, número de heridos y estado aparente de los mismos.

Socorre y atiende a los heridos siempre que puedas

Hay que romper con la creencia de que no podemos hacer nada porque no tenemos conocimientos médicos o de primeros auxilios.

Avisar es ya un paso importante, pero toda persona puede seguir unas sencillas pautas para que esos cinco o diez minutos que tardarán en llegar la ayuda especializada sean menos estresantes para los heridos.

Si está consciente y se mueve, levántale la visera y habla con él para tranquilizarlo

Cuando sufrimos un accidente no demasiado grave y no perdemos la consciencia tendemos a querer levantarnos inmediatamente.

En el caso de un motorista, a pesar que llevar un buen equipamiento, puede haber lesiones internas, así que tu papel es intentar tranquilizarlo y procurar que permanezca tumbado sin mover la cabeza y el cuello hasta que le hagan un primer examen.

Para ello, puedes poner una mano en la zona de la frente, levantar sólo la visera del casco y hablar con él. Lo mejor es insistir en que la  ayuda está en camino y que, en breve, llegarán a atenderle los médicos.

Si está inconsciente, primero comprueba si respira

Si ves que está inconsciente, deberás comprobar que respira. Los técnicos de Emergencias hablan de oír-ver-sentir, una sencilla técnica que cualquiera puede seguir. Levanta la visera al motorista y acerca tu oreja a su boca. Escucharás su respiración, además de que podrás ver cómo sube y baja el tórax y sentirás su aliento.

Mánten despejada la vía aérea

En motoristas accidentados que han perdido el sentido, la lengua puede relajarse e irse hacia atrás lo que producirá el ahogamiento de la víctima. Para evitarlo, hay que procurar mantener abierta la vía aérea. Para ello, sujeta con una mano la frente para que cabeza y cuello permanezcan rectos y con la otra introduce los dedos índice y dedo medio atrayendo hacia ti ligeramente la mandíbula de la víctima.

Si no respira, haz una reanimación cardiopulmonar

En los casos más graves en los que observamos que la víctima no respira, podemos comenzar a hacer una reanimación cardiopulmonar sencilla. Simplemente, entrelaza tus manos, colócalas en el pecho de la víctima y haz ciclos de 2 insuflaciones de aire por la boca (tapando la nariz) y 30 compresiones en el pecho.

Si hay heridas que sangran a borbotones, taponar y presionar

Si observas heridas que sangran profusamente, intenta taponarlas y presionarlas.


 

***********************************
 

Lo que NO podemos hacer

Ver el accidente y marcharnos sin hacer nada

Es delito ver o presenciar un accidente y no hacer nada. Lo mínimo es llamar al 112 para dar parte. Si no lo haces, estarás cometiendo un delito de omisión de socorro tipificado por el código penal. Puedes ir a la cárcel por ello.

Pararnos a mirar si ya está controlada la situación

Muchos atascos se forman cuando hay un accidente y ralentizamos la marcha para ver qué ha pasado. Si ves que ya está en el lugar ambulancias y policía sigue tu camino porque ya está todo controlado.

Quitar el casco a un motorista herido

Es posiblemente la norma más importante. Nunca quites el caso a un motorista herido. Puedes provocarle lesiones medulares irreversibles.

Sacar elementos punzantes o elementos clavados

Lo mismo ocurre con cristales o elementos que se hayan clavado en sus extremidades. No se los quites porque puede desencadenar una hemorragia fatal.

Mover a un motorista herido si no es estrictamente necesario

Como norma general, no hay que mover a un motorista herido siempre que su seguridad no esté en juego. Si no te queda más remedio que hacerlo, asegúrate de que la cabeza y el cuello permanecen rectos.

Retirar un tapón de una herida

Cuando realizamos un tapón en una herida que sangra mucho, no hay que retirarlo aunque veamos que se ha empapado, sino poner encima otro tapón y así sucesivamente. Procura usar toallas, gasas o telas que estén limpias. El papel o algodón no es buena idea porque se deshacen o pegan a la herida.

Dar demasiada información a los heridos

Una persona accidentada que no ha perdido el conocimiento suele estar bastante nerviosa por lo que es posible que te pregunte por su estado. Procura tranquilizarlo sin entrar a valorar sus heridas. Puede que hagas una valoración equivocada y acabes empeorando la situación. Limítate a darle ánimos y a decirle que la ayuda ya está en camino.

Moti7

Comunidad de Mototurismo Guatemalteco desde el año 2003 
CONTACTO